Electroestimulación

Electroestimulación para combatir el estrés y liberar tensiones

By 09/05/2018 No Comments
electroestimulación para combatir el estrés

La electroestimulación para combatir el estrés es muy efectiva. Curiosamente, es una de las utilidades menos conocidas de esta tecnología, a pesar de proporcionar excelentes resultados. Y pese a que el estrés es una problemática que afecta a millones de personas en España. ¿Es tu caso? Descubre cómo puede ayudarte la electroestimulación a desestresarte y ganar en bienestar.

La electroestimulación para combatir el estrés, una realidad estudiada

La neuroestimulación, solo en casos clínicos concretos y jamás en casa

No hay que confundir la neuroestimulación con la electroestimulación muscular, aunque ambas utilicen los impulsos eléctricos y ambas sean formas eficientes de combatir el estrés.

De hecho, este tipo de tratamiento debe quedar solo en ámbitos clínicos expertos y está orientado únicamente a un tipo de paciente muy concreto. Sin embargo, lo mencionamos porque es interesante conocer el poder de la electroestimulación.

Hay otro tipo de acciones que, si pueden ayudarte de forma mucho más sencilla, igualmente efectivas y que se pueden aplicar con un buen aparato de electroestimulación en el ámbito clínico o incluso doméstico.

Cómo puede ayudarte la electroestimulación para combatir el estrés

Electroestimulación para combatir el estrés generando endorfinas

Las endorfinas son las llamadas hormonas de la felicidad y una ayuda que genera el propio organismo para combatir y mitigar el dolor. A través de la electroestimulación muscular se puede provocar que el propio organismo segregue un mayor número de endorfinas en un momento determinado.

Programando el aparato de electroestimulación en un rango de frecuencia determinado un tiempo concreto, el organismo recibe una serie de estímulos. Y tiene una serie de reacciones entre la que está el aumento de la segregación de endorfinas.

Pero ¿qué poder tienen las endorfinas contra el estrés?

Bloquean los detectores del dolor en el cerebro con un poder 20 veces superior al de un analgésico oral. El dolor es un generador de estrés físico y psicológico.

Promueven la calma contribuyendo activamente a crear un estado de bienestar.

Mejoran el humor de la persona y la hacen menos vulnerable tanto al estrés psicológico como al estrés emocional.

Reducen la presión sanguínea favoreciendo que el organismo funcione de manera óptima y sin alteraciones, para un mayor estado de salud y bienestar.

Reducen los niveles de adrenalina favoreciendo así la relajación física y mental.

– Contribuyen a la prevención de los estados de ansiedad, mejorando la calidad de vida el bienestar de la persona.

Descontracturación muscular con electroestimulación para combatir el estrés

Los aparatos de electroestimulación permiten una mejora drástica, rápida y efectiva de las contracturas musculares. Cuando estas se dan en áreas como los hombros, la parte alta de la espalda o el cuello, generan una mayor tensión que en otras áreas del cuerpo, y a menudo provocan dolores de cabeza.

Utilizar la electroestimulación para combatir el estrés descontracturando y aliviando la tensión muscular es un método muy efectivo. La tensión y el malestar o dolor muscular son dos de los principales causantes del estrés físico. Cuando, además, estas molestias o dolores imposibilitan la normal actividad física, esto suele generar estrés psicológico que a su vez tensiona las fibras en un círculo vicioso del que es difícil salir.

Aplicando la electroestimulación puedes romper ese círculo vicioso. Esta tendrá unos efectos claros destensando las fibras y descontracturando el área afectada. Ello te ayudará a sentirte mejor más calmado, más relajado y claramente desestresado.

El ejercicio físico combate el estrés

Es sobradamente conocido que el ejercicio físico combate el estrés desde diferentes ángulos de actuación. Además de liberar endorfinas, de las que ya hemos hablado, permite una mejor oxigenación cerebral y de la sangre y minimiza la presión sanguínea. Además, aumenta el nivel de energía.

La electroestimulación para combatir el estrés trabaja las fibras como si de una sesión de entrenamiento de ejercitación muscular se tratara, si así se desea. Este trabajo genera en el organismo las mismas reacciones que si se tratara de la práctica de una actividad física o deportiva al uso. Y tienen la misma incidencia en la lucha contra el estrés.

Oxigenación muscular y desestrés

Los programas de recuperación a través de la electroestimulación tienen como uno de sus efectos la mejor oxigenación muscular.

Unos músculos adecuadamente oxigenados perciben menos el cansancio y no notan los síntomas de falta de oxígeno como una falta de energía general. Dicho de otra manera, perciben menos el cansancio y la fatiga, dos de los culpables del estrés físico y emocional. Por lo tanto, cuando estos están adecuadamente oxigenados, el nivel de energía y bienestar del organismo es mucho mayor. Y en este escenario es más complicado sufrir problemas de estrés o de ansiedad.

Ya lo ves, la electroestimulación para combatir el estrés es tremendamente efectiva. Esta actúa desde sobre el organismo desde distintos ángulos con un objetivo claro común: ayudarte a aliviar el estrés y, al tiempo, a prevenir su reaparición. Así, te sentirás mucho más calmado y con una claramente mayor sensación de bienestar y vitalidad.

Descárgate ahora nuestra guía de ejercicios y videoentrenamientos con electroestimulación

Descargar ahora

Leave a Reply