Electroestimulación

Contraindicaciones de la electroestimulación que debes conocer

By 19 abril, 2018 No Comments
electroestimulación

En el caso de querer hacer un entrenamiento con EMS global, es muy conveniente hacer un examen médico previo. Con este examen se pretende excluir posibles contraindicaciones que puedan darse.

Estas contraindicaciones pueden darse por existencia de enfermedad previa en el usuario. Las enfermedades con las que se contraindica la práctica de electroestimulación pueden ser, por ejemplo, algunos casos de:

  • Enfermedades metabólicas
  • Enfermedades autoinmunes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Enfermedades respiratorias
  • El uso de medicamentos o complementos alimenticios
  • Adicciones
  • Personas de más de 50 años

Es decir, que hay que dedicar un tiempo en el que hacer una entrevista al cliente interesado en hacer un entrenamiento de electroestimulación. Esta entrevista estará dedicada a hacer una anamnesis. En esta anamnesis el cliente nos dará información sobre sus posibles enfermedades. También  la evolución de las mismas a lo largo del tiempo y su actual estado de salud.

Además de conservar esta información antes mencionada durante el tiempo en el que el cliente esté asistiendo al entrenamiento con electroestimulación, debemos actualizarla regularmente.

 

Enfermedades contraindicadas en la realización de electroestimulación

Entre las enfermedades con las que no se puede realizar un entrenamiento EMS o con las que es necesaria una previa autorización del médico, están las siguientes:

 

Implantes eléctricos

Los marcapasos actuales pueden tener difícilmente un fallo en el caso de hacer un entrenamiento con electroestimulación. Sin embargo, no hay que descartar fallos en el caso de implantes eléctricos. De todas formas, es aconsejable consultar con un médico especialista. En el caso de que el marcapasos tenga una función de desfibrilación, la contraindicación es absoluta.

 

Embarazo

Es peligroso para el feto la tensión muscular que produce la EMS en abdomen, caderas y suelo pélvico. También son peligrosas las correas ceñidas y el calor que se genera en el entrenamiento.

Además, la sangre en el entrenamiento se va a las extremidades, por lo que queda un riego sanguíneo deficiente en la zona abdominal.

Con todo ello hay riesgo de aborto involuntario.

 

Enfermedades graves, infecciones bacterianas o procesos inflamatorios

Si la persona está cursando fiebre, está prohibido cualquier práctica deportiva. Hay un peligro de que los agentes patógenos lleguen al corazón provocando miocarditis, endocarditis o graves cardiopatías.

 

Lesiones cutáneas abiertas y eccemas

En las heridas abiertas así como en las demás zonas afectadas es necesario poner un apósito estéril. Hay peligro de que se transmitan las bacterias a través del parche de electrodos.

 

Quemaduras solares y quemaduras en general

La electroestimulación sobre zonas con quemaduras solares u otro tipo de quemaduras producirá inflamación y sensación dolorosa.

 

Intolerancias cutáneas

En el caso de intolerancias cutáneas como alergias e irritaciones de la piel, con enrojecimiento cutáneo y formación de pústulas hay que actuar con precaución. Conviene consultar con un médico antes de que la piel tenga contacto con los electrodos.

 

Operaciones recientes

Se debe consultar con el cirujano. Puede depender del tamaño de la herida el tiempo necesario de recuperación, que puede variar de 6 a 8 semanas.

 

Trombosis, tromboflebitis

En estos casos la electroestimulación puede hacer desprenderse un coágulo. Este coágulo puede desplazarse por la sangre hasta el corazón o los pulmones con peligro de muerte.

 

Stents menos de seis meses activos

El stent debe estar perfectamente integrado, para lo que se necesitará un periodo de seis meses al menos antes de reiniciar o iniciar el entrenamiento.

 

Arteriosclerosis, trastornos circulatorios arteriales

En estos casos está contraindicado el entrenamiento con electroestimulación. Esto se debe a las altas tensiones musculares que se producirían.

 

Hipertensión arterial no tratada

Si la hipertensión no está tratada, hay un riesgo de que aumente sin control durante el ejercicio. Sin embargo, si está controlada y medicada, no hay ningún impedimento para el entrenamiento.

 

Arritmias cardíacas

Es desaconsejable un entrenamiento con EMS con impulsos continuos. Es necesaria la consulta previa con un médico.

 

Otras enfermedades cardiovasculares

Existen restricciones de carga para estos casos. Es aconsejable consultar con un médico.

 

Trastornos hemorrágicos (hemofilia)

En esta enfermedad hay una deficiencia en la coagulación de la sangre y hemorragias copiosas. Por ello, cualquier rotura de un vaso sanguíneo puede tener consecuencias letales. Se desaconseja el entrenamiento con EMS.

 

Formas graves de diabetes mellitus

Se debe consultar con un médico. Hay peligro de shock hipoglucémico por una caída del nivel de glucosa en la sangre después de un entrenamiento intensivo.

 

Enfermedades cancerosas o tumorales

Existe un riesgo de empeoramiento en el caso de tumores malignos. La EMS puede disparar el aumento de la metástasis.

 

Artritis aguda

Hay peligro de sobrecalentamiento, aumentando la aparición de uno de los síntomas, ya que esta enfermedad también se manifiesta con calor.

 

Enfermedades neurológicas y epilepsia

Hay que renunciar al entrenamiento con EMS en caso de graves trastornos neurológicos como, por ejemplo, esclerosis múltiple. En el caso de epilepsia, hay que haber tenido 12 meses sin ataques antes de realizar el entrenamiento. Hay que hacer una consulta previa con el médico.

 

Distrofia muscular progresiva

El entrenamiento con EMS puede provocar una aceleración de la distrofia.

 

Hernias abdominales o inguinales

La fuerte tensión en el abdomen y en el suelo pélvico puede agravar el estado.

 

Dolor en la espalda sin diagnóstico

Se deben conocer las causas para hacer un entrenamiento seguro.

 

Enfermedades de órganos internos

Especialmente las enfermedades de los riñones puedes ser problemáticas. Esto se debe a que los riñones son los encargados de filtrar y expulsar los productos metabólicos. Estos se dan en mayor presencia después del ejercicio.

 

También debemos mencionar que es necesario consultar con el médico en el caso de tener gran retención de líquidos, de linfedema, de varicosis o en el caso de tomar determinados medicamentos.

 

Por qué realizar una anamnesis antes del entrenamiento con  electroestimulación

Es necesario realizar al cliente una buena anamnesis, no solo para descartar la posible existencia de contraindicaciones, sino para tener otra información importante. Por ejemplo, también debemos saber sobre el cliente:

  • su presión arterial
  • su pulso en reposo
  • su actividad sedentaria en la vida cotidiana y laboral
  • su historial deportivo
  • aspectos ortopédicos
  • cirugías o lesiones previas

Todo esto nos ayudará a estructurar acertadamente el entrenamiento, haciéndolo completamente personalizado.

 

Descárgate ahora nuestra guía de ejercicios y videoentrenamientos con electroestimulación

Descargar ahora

Deja una respuesta