Electroestimulación

Electroestimulación Integral Activa: efectos secundarios

By 27 noviembre, 2015 No Comments
i motion blog  17 - Electroestimulación Integral Activa: efectos secundarios

Electroestimulación Integral Activa: efectos secundarios

Las técnicas novedosas y revolucionarias, como la Electroestimulación integral Activa o ElectroFitness, siempre desencadenan diferentes reacciones. Hay un grupo de profesionales que lo ven como un peligro al poder ser utilizada por personas con una formación limitada o sin titulación específica, mientras que la enorme mayoría de la población se entrega sin dudar a sus beneficios. Estos últimos a veces son un poco exagerados (no existen los milagros), pero de manera general está ya demostrada su eficacia y seguridad.

A pesar de ser un tratamiento prácticamente inocuo, pueden darse casos de efectos secundarios después del entrenamiento, como son los siguientes :

1- De manera general, a partir de las siguientes 24 – 72 horas posteriores al entrenamiento puede sentirse cansancio muscular, agujetas o tirantez en determinados músculos.

2- En algunas personas de piel sensible, se puede observar una rojez debajo de los electrodos tras una sesión de estimulación. En general, esta rojez es totalmente benigna y desaparece al cabo de 10 ó 20 minutos.

3- Hay casos raros de personas particularmente emotivas que pueden desarrollar una reacción vagal. Es de origen psicológico y está relacionada con el temor a la estimulación, así como a la sorpresa de ver uno de sus músculos contraerse sin el control de la voluntad. Esta reacción vagal se traduce en una sensación de debilidad con tendencia sincopal (lipotimia), una disminución de la frecuencia cardíaca y una disminución de la presión arterial. En tal circunstancia, basta con detener la estimulación y tumbarse en plano con las piernas en alto, el tiempo necesario para que desaparezca la sensación de debilidad (de 5 a 10 minutos). Puede estar vinculado con errores en el proceso de respiración y la falta de costumbre de ejercitarse físicamente.

Evidentemente, se deben seguir una serie de pautas de seguridad que se basan en recomendaciones a tener en cuenta antes de someterse al entrenamiento, como pueden ser :

1. Asegurar un suministro suficiente de líquidos.

2. No comer justamente antes de una sesión de entrenamiento.

3. Realizar una prueba de aptitud física antes de comenzar la actividad deportiva si no se tiene experiencia.

4. Llevar a cabo ejercicios de calentamiento previos

El profesional a cargo del entrenamiento de Electroestimulación Integral Activa, como es evidente, deberá en todo momento velar por la seguridad del usuario, teniendo en cuenta que de ser necesario deberá interrumpir el entrenamiento si aparecen sintomatologías tales como dificultad respiratoria o mareo, dolores musculares fuertes o incomodidades de cualquier tipo.

Muchos detractores de la electroestimulacion basan sus opiniones sobre los efectos la misma en estudios llevados a cabo siempre sobre sujetos en estado pasivo , como por ejemplo la investigación realizada por Maffiuletti y colaboradores en 2005 dónde se observó que tras un entrenamiento con electroestimulación pasiva del tríceps sural (gemelo, gastrocnemio y sóleo) la contracción voluntaria máxima del músculo había tenido una leve disminución. O también el estudio de Jubeau y Maffiuletti en 2007, dónde se observaron alteraciones de activación a nivel de sistema nervioso, y por último investigaciones realizadas en ratas dónde se notó una disminución de la contracción voluntaria.

Tengamos en cuenta en todo momento que los reflejos de defensa del organismo son activados cuando el músculo se encuentra en una situación de potencial peligro de lesión centrada en las articulaciones, que en todo momento se encuentran a salvo durante una entrenamiento de electroestimulación activa. Estos mecanismos no quedan anulados durante el trabajo de electroestimulación ya que la acción de contracción muscular , además de bajo el impulso de la corriente, también es realizada a través del sistema nervioso central, gracias a las rutinas de movimientos voluntarios constantes.

Electrofitness: Principios básicos

Existen principios básicos que rigen el ejercicio físico , como por ejemplo el “Principio de la talla”. Este principio consiste en un determinado orden de reclutamiento de unidades motoras en una contracción isométrica submáxima, interviniendo en primer lugar las fibras de menor talla (fibras tipo I o fibras lentas) y posteriormente cuando es necesario realizar más fuerza intervienen las fibras de mayor talla (fibras tipo II o fibras rápidas).

Para garantizar la eficacia de un entrenamiento típico de electroestimulación, siempre se tienen en cuenta varios principios básicos :

• Principio de estímulo efectivo:

El entrenamiento debe llevarse a cabo de manera que el programa de estimulación ofrecido al usuario cumpla con la personalización e intensidad adecuada. La cantidad necesaria de estímulos depende del nivel de condición física del usuario.

• Principio de aumento de la carga:

Es de gran importancia la adaptación fisiológica producida por el efecto del entrenamiento. Un aumento progresivo de la carga conseguirá resultados sorprendentes.

• Principio de la variación de la carga:

El estancamiento de la actividad física puede prevenirse mediante la variación de la carga. Esto se puede lograr ya sea a través de una variación en la selección de programas , sometiendo al cliente a cambios periódicos de programas de entrenamiento.

• Principio de cambio de carga:

Se puede realizar a través de una modificación en la selección de ejercicios de entrenamiento. Así, el usuario inexperto puede comenzar con ejercicios isométricos y progresando hasta ejercicios dinámicos, previniendo un estancamiento de la condición física causado por la monotonía y similitud del estímulo.

• Principio de la relación óptima entre el estrés y la recuperación:

El usuario tiene que mantener un tiempo de recuperación adecuado. Al principio, la frecuencia de entrenamiento ideal es 1 o 2 veces por semana.

A largo plazo los efectos secundarios, riesgos o complicaciones no se han contemplado nunca, teniendo en cuenta que la electroestimulación y la electroterapia en general, existen desde hace decenas de años.

Podemos concluir, asegurando que un entrenamiento de Electroestimulación Integral Activa correctamente monitorizado siempre será respetuoso con el sistema neuromotor, sin riesgos para las articulaciones y prácticamente sin efectos secundarios en el entrenamiento de electroestimulación.

Descárgate ahora nuestra guía de ejercicios y videoentrenamientos con electroestimulación

Descargar ahora

Deja una respuesta